Bestiario de Tinder: tipos de tipo

Bestiario de Tinder: tipos de tipo

“Perder por conocer, no es perder”
–Francisco Maturana

Tinder es una tierra prometida de la que evangelizan amigas y conocidas. Una vecina en su primera cita encontró un adorable pelirrojo con el que llevan tres años de paz, armonía y lujuria. Siempre que me la encuentro, me ruega que instale la aplicación, que es el moderno Cupido, que es por mi bien, que tengo que tener fe en la humanidad.

Una prima encontró ahí a su “Pupi”, un cardiólogo con dientes de conejo que cocina delicioso, y tiene pelo de príncipe de película de Disney. Estoy invitada a 2 matrimonios de ex-compañeras de la universidad que se ennoviaron gracias a la magia del “Súper-like”. No pienso ir.

not amused

Si yo no tengo suerte en la vida romántica real, lo más natural es que el universo equilibre las cargas del karma concediéndome una buena estrella en las redes, pensé mirando al techo un viernes en la noche, completamente maquillada y sin ningún lugar a donde ir a lucir la pinta. Esto suena a mala decisión, como cuando uno sale a hacer mercado con hambre, pero a veces no hay que negarse el placer de cometer una estupidez divertida.

Si bien conocer a los especímenes que merodean en las aguas pantanosas del romance 2.0 no es ninguna garantía, al menos es una derrota bien informada. Después de mis primeras cita/desastre, consideré útil hacer una clasificación taxonómica del mercado disponible. Así fue que hice mi propia lista de los tipos de hombres con los que una se puede encontrar: con ustedes, los 14 cañonazos bailables de Tinder:

El proveedor: Su bio parece más una hoja de vida. Siempre son CEO de algo, presidente de, gerente de y se preocupan por comunicar que saben otros (varios) idiomas. Demasiado conscientes de su imagen de: “soy un profesional exitoso que queda en el centro de las fotos, sonriendo con mi equipo y he ido a tomarme selfies en frente del coliseo romano y he dado charlas TED”.

wolf of wall street

El “Confunde y confundirás”: De las 5 fotos que tienen, todas son con gafas oscuras. No hay manera de saber sin son más bizcos que Lenny Kravitz (si, Lenny es bizco, pero con el cuerpo que tiene, poco importa).

A esta categoría también entran los que tienen las fotos borrosas o salen muy lejos; los que sólo se les ve media cara o tienen fotos muy oscuras.
¿Misteriosos o hay algo que ocultar?

kravitz

Los que se llaman “Jesús” (hay muchos). No le hablé a ninguno por miedo a inmaculadas concepciones.

El fitness: La foto favorita de los #BendecidosYafortunados es una selfie de gimnasio con pantalonetica ajustada al lado de un gran set de pesas. Poco recomendados porque tienden a ponerle horario a tirar (esto le pasó a la amiga de una amiga #TrueStory).

El extranjero hippie viajero: En su mayoría rubios con fotos en muchos lugares del mundo. En la bio tienen: “En la ciudad un par de dias”. A la tercera línea de chat están proponiendo una cita en un hostal. Poco recomendados porque además de ir a todo lado en chancla, existe una gran posibilidad de que peguen piojos.

Piojos de adulto que son más difíciles de quitar.
(le pasó a una amiga #TrueStory).

football

Los ingenieros-hinchas-de-millonarios: Estos también son tantos que merecen una categoría completa. Todas las fotos del perfil son o en el estadio o en la sala de su casa viendo partido o borrachos celebrando que ganaron o borrachos celebrando que perdieron. Tienen el corte de pelo de jugador de moda (cuando hay suerte y hay pelo).

Le hablé a uno. Me preguntó qué opinaba sobre Jerry Mina. Le pregunté  si era el hermano de Jerry Rivera. Me dejó de hablar y me bloqueó.

soccer

Los que se llaman Mauricio: (hay muchos) Bueno tal vez no hay tantos pero me pareció que hay demasiados probablemente porque mi ex se llama así.

amor

Los católicos lefevristas: Todos se peinan de lado con gel, en la biografía le dan gracias a Jesús. Cuando chatean, la tercera o cuarta cosa que dicen es: “Dios está en tí, salte de esta mierda… pero salgamos”.
#DiosBendigaEsteHogar #Diezmo

dios

Los Duckface: Camarada, la aplicación que te conviene se llama Grindr. Es para macho que quiere conocer macho.

duckface

El conocido: El novio de una amiga de uno, un primo, un vecino, un profesor. Todos extorsionables.

cabra bebé

El comprometido: Todas sus fotos son con una mujer. No, no es tu hermana, no es tu amiga, no es tu mamá ni tu tía porque sales dándote besos con ella.
Y ya que preguntas, no, no vamos a hacer un trío, gracias.

snogging

Los darks: Ninguna foto de ellos, todas de Metálica. Chicos, ¿cómo creen que una pueda trabajar con tan poca información?

punk

Los nudistas: Todas las fotos que tienen son un zoom al borde del calzoncillo. Always pelos included (desafortunadamente). Al chatear lo primero que preguntan es: ¿Dónde estás? Lo segundo es: ¿Quieres ser mi fuckbuddy?

bananos

Los abuelitos: Todas las fotos que tienen son selfies con una doble papada. Es un misterio el cómo pudieron instalarse Tinder. Algunos incluso son material de bisabuelo. Antes de preguntar el clásico ¿Estudias o trabajas? piden una foto de cuerpo entero. Mandan emojis que no tienen que ver con nada.
#AMiMeGustanMayores(NOT)

super gross

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *